6 consejos para mantener el cuerpo hidratado

Mantener el cuerpo hidratado es importante en todas las épocas del año, pero en verano más. ¿Por qué? En verano, nos exponemos a una mayor temperatura y nos solemos mover más. Estos dos factores hacen que el cuerpo requiera, en general una mayor hidratación. Te damos 6 consejos para mantener el cuerpo hidratado.

El agua corporal cumple una función fundamental en la regulación de la temperatura del cuerpo, que debe mantenerse entre 36 y 37 grados. Al cabo del día una persona suele perder en torno a los 2,5-3 litros de agua. Por lo que, hay que reponer esta cantidad para que el organismo mantenga su equilibrio.

¿Sabías que con la edad perdemos la sensación de sed? Por eso es tan importante que las personas mayores beban agua aunque no tengan sed. A medida que uno envejece disminuye la proporción de agua del organismo, por eso se debe reponer adecuadamente. Según la Sociedad Española de Geriatría, en las personas mayores el agua ha de contemplarse como nutriente esencial y de primer orden.

6 consejos para mantener el cuerpo hidratado

  1. Beber agua, entre 8 y 10 vasos al día. El agua es la mejor y más natural fuente de hidratación. La cantidad necesaria de líquido que necesita el cuerpo, al menos, un 80% debe aportarse en agua y el 20% restante en alimentos ricos en agua y otras bebidas que nos ayuden a prolongar la hidratación.
  2. Consumir alimentos más hidratantes. Alimentos como la sandía y el melón, son dos de las frutas con más contenido de agua. También verduras y hortalizas como el tomate, el pepino, la lechuga o el apio aportan gran cantidad de líquido que puede ayudarnos a mantenernos hidratados.
  3. ¿Aburrido de beber agua? Prueba alternar con otras bebidas como zumos de frutas naturales, leche, infusiones y café y bebidas refrescantes (bajas en azúcar y mejor sin gas), gazpachos.
  4. Evita largos periodos de tiempo sin beber. Es importante beber aunque no se tenga sensación de sed. El mecanismo de la sed es un estímulo que aparece cuando estamos por debajo del nivel adecuado de hidratación.
  5. Aumentar la cantidad de líquido cuando suban las temperaturas, si te encuentras en un lugar con mayor humedad ambiental o cuando realices ejercicio físico.
  6. Estar pendiente de la hidratación de los más pequeños. Los bebés, lactantes y niños, tienen un mayor riesgo de deshidratación, por el contenido en agua en relación a su masa corporal. Los niños deben de ser estimulados y educados en beber solo agua para quitarse la sed, ya que ninguna otra bebida es mejor para quitarla.

¿Te ha gustado el artículo? Estas son algunas de las materias que se aprenden en el Técnico Superior en Dietética. En Zalima puedes estudiarlo. Más información.

 

Foto: Boxed Water Is Better para Unsplash.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

95 729 51 99