Mujer y talento en un mundo post-covid

¿Qué actitudes son necesarias en el trabajo para este nuevo entorno que se nos plantea? ¿Qué puede aportar ahí la mujer? Son algunas de las cuestiones que se debatieron en la mesa redonda “Mujer y talento en un mundo post-covid” organizada por Zalima para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. El acto tuvo lugar de forma telemática y se ha podido seguir en directo en el canal de Youtube del centro. 

La mesa redonda, moderada por la periodista de TELVA, María Serrano, estuvo compuesta por Esther Jiménez, vicerrectora de Comunidad Universitaria y decana de la Facultad de Ciencias de la Educación de UIC Barcelona; Carmen Galán, catedrática de Botánica de la Universidad de Córdoba y Lourdes Morales, concejal del Ayuntamiento de Córdoba y delegada de Transformación Digital. 

Las ponentes hablaron sobre cómo les ha cambiado la forma de trabajar a raíz del COVID-19 y de qué actitud es necesario potenciar en este nuevo paradigma. En este sentido, Esther Jiménez afirmó que es necesario una “actitud proactiva y de optimismo”, y recalcó la importancia de saber aprovechar las oportunidades preguntándonos qué puedo aprender de cada reto. Tanto ella como Carmen Galán coincidieron en resaltar la flexibilidad, como otra actitud primordial. Por su parte, Lourdes Morales insistió en la importancia de la formación y la capacitación para adaptarnos a este cambio cultural.

En la mesa se abrió un debate en torno a la digitalización, si es forma de unión o desunión. Las tres ponentes coincidieron en que, más allá de la tecnología, son las personas las que se unen o se separan. Desde su propia vivencia personal, Carmen Galán explicó que gracias a la digitalización, la pandemia no nos ha paralizado “hemos podido seguir trabajando e investigando y nos ha dado seguridad en el ámbito profesional”.

En cuanto al papel de la mujer, Lourdes Morales insistió en que es necesario seguir trabajando para hacer posible la compatibilización de la vida familiar y laboral, de manera que todos se impliquen en las tareas domésticas. También Esther Jiménez recalcó que más allá del techo de cristal, existe un techo de cemento, que es el que las propias mujeres se imponen. En este sentido, insistió en que “no debemos compararnos con nadie, debemos conocernos a nosotras mismas para llegar a más y no ponernos límites”. 

Por último, a la pregunta sobre qué nos espera tras la pandemia, Carmen Galán, afirmó que tal como se ha visto a lo largo de la historia, esta pandemia no es la primera ni la última. Por ese motivo, la investigadora ve muy necesario seguir trabajando para ser flexibles y adaptarnos a un mundo cambiante. 

El acto fue clausurado por la directora de Zalima, Agüi López, quien insistió en que “hay tantos valores femeninos como mujeres en el mundo”. Y, en este sentido, afirmó que “el sentido de los días internacionales es no olvidar que aquello que se conmemora es un empeño y una conquista diaria. Hay tantos valores femeninos como mujeres en el mundo. Y esto es precisamente lo que hemos querido transmitir hoy con esta mesa redonda. Cada día es 8 de marzo si cada una de las mujeres trabajamos en este valor propio”.  

95 729 51 99